Hazte socio de radio solidaria

Una de las necesidades más grandes que tiene el ser humano es la necesidad de sentirse seguro, tener seguridad en su familia, seguridad económica, seguridad en el área donde vive, seguridad en su trabajo, en sus relaciones, seguridad en si mismo. Por el contrario la inseguridad genera un sentimiento de temor, de inestabilidad y de frustración. Por esa razón es muy importante vivir con una actitud de seguridad en nuestro corazón.

¿Cuál es nuestra actitud? Vivimos seguros o vivimos inseguros.

La palabra seguro significa algo cierto e indudable, fuera de riesgo y de peligro, estable y fuerte. Existen diversos estudios científicos y psicológicos para ayudar a las personas a sentirse seguras, sobre todo a no vivir con inseguridad y ayudarles a tener una vida más tranquila y sin miedo.

La falta de seguridad es sencillamente no tener confianza, porque aquella persona que confía no tiene inseguridad en el corazón. Nosotros que conocemos la palabra de Dios y Cristo es el centro de nuestra vida no podemos buscar otra fuente de confianza más que la que viene de nuestro Dios, quien nos habla en todo momento a través de la biblia que en El estamos seguros, que nuestra confianza viene de Él y que si confiamos en Él no seremos avergonzados como dice el Salmo 22:5 "Clamaron a ti, y fueron librados; Confiaron en ti, y no fueron avergonzados."

Entonces cuál es nuestra actitud? Vivimos seguros en Dios? O vivimos inseguros y sin tener confianza? La inseguridad en nosotros se manifiesta de muchas maneras, con miedo o temor, haciendo sentir temor a otros, buscando la aprobación de todos para sentirnos seguros, haciendo notar lo que somos y hacemos, siendo negativos y buscando siempre el problema de todo. No podemos vivir con una actitud de inseguridad porque EL Señor quiere que como sus hijos vivamos una actitud de seguridad en el nuestro corazón porque confiamos en Él y esa confianza nos lleva a vivir confiados, tranquilos, seguros en Dios.