Hazte socio de radio solidaria

Todos alguna vez en la vida nos hemos sentido heridos, ofendidos, traicionados o hemos sido nosotros quienes hemos herido u ofendido a alguien, cuando hacemos o nos han hecho algún daño la única forma de poder sanar nuestro corazón es a través del Perdón.

Hoy hablaremos acerca de esta actitud que debe haber en nuestro corazón y sobre todo la disposición a perdonar. Cuál es nuestra actitud? Estamos dispuestos a perdonar y dar perdón a quien nos ha ofendido? O nuestra actitud es cerrarnos completamente a esa posibilidad y abrimos nuestro corazón al rencor, el orgullo y la amargura?

Cuál es nuestra actitud ante la ofensa o el daño recibido? Estamos dispuestos a perdonar? Cuál es nuestra actitud cuando hemos ofendido? Buscamos rápidamente la restauración y la sanidad pidiendo perdón?

El otro día leí una frase judía que impactó mucho mi corazón que decía "Disculparse no siempre significa que tú estabas equivocado y que la otra persona tenía la razón. A veces, simplemente significa que valoras tu relación más que tu ego”. Rav Dovid Winiarz y esta es la actitud que Dios quiere que tengamos latente en nuestro corazón un corazón dispuesto a perdonar, a estar en paz y vivir en armonía con todos.
Leyendo datos e informes científicos acerca del perdón encontré que según el Centro de Ciencias de la Universidad de California en Berkeley, "perdonar es un acto consciente de dejar de lado el resentimiento o la venganza hacia una persona que nos ha hecho daño". Este mismo estudio refleja algunos aspectos muy interesantes acerca del perdón vistos desde una perspectiva científica:

Quien perdona incondicionalmente podría aumentar su esperanza de vida
Perdonar borra el sentimiento de enojo y de rabia
Perdonar ayuda a estar más saludable y a dormir mejor
Perdonar a otros también implica perdonarse a si mismo
El perdonar tiene efectos positivos en nuestro corazón sobre la presión arterial
Perdonar podría mejorar nuestro sistema inmunitario
Perdonar fortalece las relaciones
Perdonar nos protege del estrés a largo plazo