Hazte socio de radio solidaria

El mayor ejemplo de cómo mostrarse amigo nos lo ha dado Jesús, ya que El como primera cosa quiso venir y acercarse a nosotros, dejando Su trono. La escritura dice en Proverbios 18:24 "El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; Y amigo hay más unido que un hermano." Los amigos son esas personas que Dios ha puesto en nuestro camino, algunos de ellos se convierten en nuestra familia y aunque no nos unen lazos de sangre, siempre hay algo especial que nos conecta y no importa el tiempo y la distancia. Es fácil decir que tenemos amigos, pero la actitud de MOSTRARSE AMIGO es algo que va más allá de una simple amistad.

Tener en nuestro corazón la actitud de mostrarse amigo hablará del amor de Dios a quienes están cerca de nosotros, ya que un amigo tiene todas las características de un hermano que ama y da sin esperar nada a cambio. Hay una frase muy bonita que dice: "El amigo ha de ser como la sangre, que acude luego a la herida sin esperar que le llamen"— Francisco de Quevedo.

El mayor ejemplo de cómo mostrarse amigo nos lo ha dado Jesús, ya que El como primera cosa quiso venir y acercarse a nosotros, dejando Su trono. Un amigo verdadero y fiel busca acercarse en los buenos momentos, pero sobre todo en los malos, como dice la frase: "acude a la herida sin esperar a que le llamen".

Como segunda cosa, Jesús nos dio ejemplo de ser amigo tomando nuestro lugar, para poder comprendernos, para poder sentir nuestro dolor, sufrimiento, aflicción, tentaciones y tropiezos, un amigo inigualable sin duda alguna. Un hombre o mujer que quiere mostrarse amigo tratará de entender y ponerse en el lugar del otro, para entender su aflicción, sufrir con su dolor y gozarse con su alegría, como Jesús lo hizo y lo sigue haciendo con cada nosotros.

Jesús también nos enseñó a ser amigos quitando lo que nos apartaba de Él, Jesús vino para darnos vida y volvió al lado del Padre para interceder por nosotros día y noche, nunca para señalarnos, acusarnos y juzgarnos. Aquel que quiere mostrarse amigo, debe quitar el juicio, la crítica y el señalar de su corazón, ya que un verdadero amigo no juzgará, ni nos criticará porque el amor cubre multitud de faltas, mostrarse amigo es ayudar y restaurar.