Hazte socio de radio solidaria

Las actitudes de nuestro corazón son tan importantes para nuestro diario vivir, ya que depende de nuestras actitudes. Las actitudes de nuestro corazón son tan importantes para nuestro diario vivir, ya que depende de nuestras actitudes la forma en la que podremos enfrentar las cosas de una forma o de otra. Tenemos en nosotros una actitud que puede ser determinante para poder tener éxito en nuestra vida y en todo lo que hacemos y es tener una actitud no sólo con ánimo sino con ánimo pronto.

¿Qué es el ánimo? La palabra ánimo viene del latín "animus" que significa "dar vida", fuerza moral o llenar de vida algo, podemos esta actitud ante la vida diaria, podemos tener fuerza, vida, alegría, en todo lo que hacemos o podemos tener desánimo que es amargura, dolor, tristeza o apatía en nuestro diario vivir.

La palabra de Dios habla de una actitud diferente en 1 Pedro 5:2 que dice: "Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto. "La palabra de Dios no solamente nos habla de tener ánimo sino que también tengamos ánimo pronto.

¿Qué es el ánimo pronto? Ánimo pronto no solo es querer hacer las cosas, sino hacerlas sin tardar, voluntariamente, con gozo, inmediatamente, de manera eficaz y sin esperar.

El ánimo pronto es un ánimo dispuesto, una actitud de vida que no espera a que le digan las cosas sino que hace y se adelanta, tener ánimo pronto es hacer las cosas a tiempo y fuera de tiempo, nos impulsa a estar activos y estar siempre dispuestos a hacer lo que Dios nos ponga a hacer, sin esperar para cumplir Su voluntad, dejando así el desánimo, la pereza y la tibieza de corazón.