Hazte socio de radio solidaria

Cuando influimos en alguien o tenemos cierta influencia en las personas es cuando producimos algún efecto en otra persona. Recientemente se está utilizando una nueva palabra que se destaca sobre todo en asuntos de Marketing, publicidad y redes sociales y es ser "UN INFLUENCER".

Quizá no sea muy conocida en nuestra forma de hablar, pero los jóvenes sí que saben que es ser un "influencer", que es una persona que cuenta con cierta credibilidad sobre un tema en concreto, y su presencia e influencia en redes sociales puede llegar a convertirse en un referente para muchas personas.

Ser un "influencer" es ser una persona que se ha hecho famosa a través de Internet y crea contenidos, historias, imágenes, vídeos que se van propagando, volviéndose "virales" que es otro término que se usa mucho recientemente, para nombrar un contenido que se ha compartido y difundido de forma masiva. también por Internet, llegando a muchísimas personas alrededor del mundo.

Todos términos nuevos, nos lleva a ver que el mundo va muy deprisa, las tendencias, las modas, las nuevas tecnologías no esperan a que les demos permiso de entrar en nuestra vida, rápidamente estamos conectados a tantas cosas que se difunden por las redes sociales, por Internet, en nuestros teléfonos móviles, cada día estamos más influenciados por todo lo que nos rodea.

Cuando influimos en alguien o tenemos cierta influencia en las personas es cuando producimos algún efecto en otra persona, y ese efecto puede ser positivo o negativo.

En la palabra de Dios nos habla desde hace varios siglos atrás de ser una influencia en la vida de otras personas permitiendo que la luz de Jesús que brilla en nosotros llegue a todo aquel que tenemos cerca, esto lo encontramos en el libro de Filipenses capítulo 2:15 "para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo" en este pasaje bíblico que se llama específicamente LUMINARES EN EL MUNDO.

Un luminar es una estrella o un astro que brilla con luz propia o sea que no necesita que nadie la alumbre porque lleva la luz en su interior, por eso el Apóstol Pablo nos compara a ser luminares en el mundo, porque no debemos depender de la luz de otros para caminar, para avanzar, para ser sabios, para conocer la verdad, porque la luz de Jesús que vive en nosotros es SUFICIENTE para que podamos brillar y ser nosotros los que demos luz a otros.