Hazte socio de radio solidaria

Hoy en Blog Abierto con José De Segovia, nos hablara de Dalí, Dios y la muerte.

Una nueva película y documental sobre Dalí (1904-1989) reflejan su temor a la muerte. Es la gran obsesión del pintor de Figueras.

Durante muchos años el artista eludió plantearse el problema de su desaparición. Hablaba de ello como algo muy lejano que, probablemente, no le afectaría. En eso no es muy diferente a cada uno de nosotros.

En las últimas imágenes que tenemos de Dalí, le vemos en un hospital, sentado en una silla de ruedas y alimentado por una sonda, mientras exclama patéticamente: “Los genios no tenemos derecho a morir”.

El pintor implora compungido: ¡quiero vivir, quiero vivir!”. Ya en una de sus más conocidas entrevistas, había dicho: “Lo que me gustaría es la inmortalidad de verdad, no morirme, porque la idea de la muerte es lo único que me angustia”. De hecho, asegura: “prefiero hacer cuadros malos y vivir más tiempo”.

Fuente: Protestante Digital