Hazte socio de radio solidaria

José De Segovia nos hablará de la película "Negación" en el espacio "Blog Abierto".

¿Es la verdad algo relativo?, ¿depende de la opinión de cada uno?, ¿son todas las ideas igualmente respetables? Cuando en 1996 la historiadora judía Deborah Lipstadt fue llevada a los tribunales por la acusación de difamación a un autor inglés conocido por su negación del Holocausto, David Irving, la intención era bien clara.

El revisionismo quería mostrar que su postura era tan respetable como la que mantiene la mayoría de los historiadores en el campo académico. Su censura se veía como un problema de libertad de expresión, pero ¿es realmente así? Esta es la cuestión a la que se enfrenta la película “Negación”.

Hacía tiempo que el cine no se enfrentaba a preguntas tan profundas como estas. El gran acierto de la producción de la BBC que ha dirigido Mick Jackson –sobre un impresionante guión del dramaturgo David Hare–, es volver a llevar a la pantalla el asunto de si existe la verdad y las consecuencias que eso tiene para una sociedad pluralista.

La tarea a la que se enfrenta el equipo legal que defiende a la historiadora que encarna la actriz británica Rachel Weisz –teñida de rubio y con marcado acento norteamericano– es demostrar la verdad negada por Irving –interpretado por el huidizo y manipulador Timothy Spall–, ya que en el derecho inglés, el peso de la prueba recae en el acusado, que es quien ha de demostrar su inocencia.

Fuente: Protestante Digital