Hazte socio de radio solidaria

El método inductivo es superior al deductivo porque establece a las Escrituras como autoridad, en lugar de nuestro entendimiento. Con el razonamiento inductivo, suponemos que todavía no sabemos las respuestas, y examinamos los detalles específicos y los hechos cuidadosamente para tratar de comprender lo que significan. Luego, formamos nuestras conclusiones.

Cuando utilizamos el método inductivo para estudiar la Biblia, reconocemos ante Dios y nosotros mismos que aún no sabemos todas las respuestas. Llegamos con un compromiso de examinar cuidadosamente el texto y permitirle al Señor hablarnos a través de ello, no a través de otra persona.

El método inductivo es superior al deductivo porque establece a las Escrituras como autoridad, en lugar de nuestro entendimiento. También es mejor porque combina el proceso de comprender y aplicar los principios bíblicos en nuestras vidas. El método inductivo redunda siempre en un crecimiento espiritual sano y correcto.