Hazte socio de radio solidaria

La Apologética consiste en defender nuestra fe ante aquellos que nos demandan razón de ella. Libros, eso es lo que biblia significa literalmente. Luce como un libro, pero es una antología, una colección de sesenta y seis libros escritos por cuarenta autores diferentes, durante un periodo de mil seiscientos años. Estos libros fueron copiados a mano y nos fueron transmitidos fielmente hasta llegar a la actualidad. No fue sino hasta 1454 que la imprenta de Johannes Gutenberg sacó la primera Biblia impresa.

La Escritura se refiere a lo que los cristianos llaman el Antiguo y el Nuevo Testamentos. El Antiguo Testamento cubre el periodo desde el comienzo del universo y la creación de la vida, hasta la nueva fundación de Israel luego del exilio babilónico en 400 a.C. aproximadamente. El Nuevo Testamento comienza con la vida de Jesús en el 4 a.C., describe a la Iglesia cristiana primitiva y termina con la visión apocalíptica del mundo en el libro de Apocalipsis.

Los libros del Antiguo Testamento fueron escritos principalmente en hebreo. Estos fueron traducidos al griego entre los siglos III y IV a.C., y se conocieron como la versión Septuaginta o la LXX. Esta versión fue utilizada por la Iglesia primitiva a medida que se expandió a un mayor mundo no judío.

Los libros del Nuevo Testamento fueron escritos originalmente en griego. Los escritos más antiguos—la carta a los Gálatas y las otras epístolas—aparecieron aproximadamente veinte años después de la resurrección de Cristo. Estas dan testimonio del hecho de que Cristo había sido levantado en completa armonía con, y en cumplimiento de, las escrituras del Antiguo Testamento.

El primer relato del evangelio acerca de la vida de Jesús, el libro de Marcos, apareció entre 50 d.C. y 70 d.C. Todos los libros del Nuevo Testamento fueron escritos en el primer siglo y fueron citados en los escritos de los fundadores de la Iglesia primitiva. Esta es una diferencia clave para distinguir los verdaderos escritos de aquellos falsos y espurios: los verdaderos Evangelios fueron escritos en el primer siglo, mientras que otros impostores (tales como los Evangelios de Tomás y de Judas) fueron escritos bien entrado el siglo segundo. Más importante, los verdaderos Evangelios fueron reconocidos en todo el mundo conocido como originados por parte de los apóstoles o de sus colaboradores cercanos.