Hazte socio de radio solidaria

Pequeños pensamientos que nos acompañarán en la lectura de cada día con los que el lector aprenderá acerca de los valores en el Señor. Existen numerosos factores que determinan el éxito o fracaso. Algunos no dependen de nosotros, ya que se encuentran en nuestro entorno, pero otros muchos sí podemos modificarlos.

La suma de hábitos diarios insignificantes pueden conducirnos al fracaso sin darnos cuenta. Por ello es importante el autoconocimiento, observar nuestros actos y analizar nuestros hábitos y costumbres. Ser impuntual, tener pensamientos negativos, aplazar tareas o no revisar tu correo electrónico con la frecuencia que deberías, pueden ser señales de estar más cerca del fracaso de lo que piensas.

El diccionario de la RAE define el fracaso como resultado adverso de una empresa o negocio. Para evitarlo, es necesario renunciar a los hábitos diarios que nos conducen al infortunio.