Hazte socio de radio solidaria

Lamentablemente la adversidad pone a prueba nuestra fragilidad. Fuimos advertidos “en el mundo tendréis aflicción” pero no es agradable sufrir una tormenta. Es desconcertante atravesar por situaciones que ponen en peligro nuestras vidas y todo lo que amamos.