Hazte socio de radio solidaria

Ciertamente Dios ama a todos los hombres, pero también ama a cada uno de manera personal como si tú fueras el único habitante de todo el universo. Dios no pone ninguna condición para amarte. El te ama precisamente como tú eres. No importa lo que hayas sido o seas en el presente: pecados, vicios, defectos.Dios te ama con tus pecados y mezquindades. No aprueba, por supuesto, lo malo que haces; Pero te acepta y te ama a ti como persona. No te ama porque eres bueno, ni deja de amarte por mucho que peques. Dios te ama incondicionalmente