Hazte socio de radio solidaria

El principio de la palabra de Jehová por medio de Oseas. Dijo Jehová a Oseas: Ve, tómate una mujer fornicaria, e hijos de fornicación; porque la tierra fornica apartándose de Jehová.

Cuando no se es un hijo de Dios no hay tanta preocupación por agradar a Dios, pero cuando ya se hace parte de su familia y se inicia el proceso de perfeccionamiento, entonces ya hay que vigilar el instinto pecaminoso. Al hacernos cristianos recibimos nueva naturaleza, somos hechos en Cristo Jesús para buenas obras, adquirimos una nueva tendencia hacia lo santo.