Hazte socio de radio solidaria

La Palabra de Dios dice: “…uno es esclavo de aquello que le ha vencido” (2 Pedro 2:19b – LBLA). Los hábitos pecaminosos te privan de las cosas buenas que Dios ha planeado para ti, y son sutiles. Te tientan a pensar: ‘No pasa nada si pierdo mi tiempo de oración por sólo esta vez’, o ‘Voy a comprarlo y ya buscaré el dinero para pagarlo más adelante’, o ‘Entraré en esta Página Web o este chat, o alquilaré esa película; ¿qué daño puede hacerme?’. ¿Qué daño? ¡Mucho! ¡Dale un “dedo” a Satanás y él tomará el “brazo” entero!

Dios conoce todos los hábitos con los que estás luchando hoy y Él ha planeado una escapatoria, una estrategia para poder salir. ¿Cuál esí Huir de las tentaciones y correr a los brazos de Aquél que puede ayudarte a vencerlas.p>