¿Es posible cuestionarnos en algún momento y ser honesto consigo mismo y responder esta pregunta? ¿Amamos más a nuestro celular que a la biblia? Tal vez nuestro corazón dirá ¡Noooo!. Pero nuestros hechos dirán lo contrario. ¿No estaremos cayendo en un moderno estilo de idolatría? Jesús dice: Lucas 12:34 Porque donde esté vuestro tesoro, allí también estará vuestro corazón.p>