Hazte socio de radio solidaria

Somos llamados por Dios a salir de nuestra comodidad y a ser trascendentes en beneficio de otros en esta vida.

Pero aunque ese llamado es duro e implica sacrificio, Dios siempre equipa y capacita para poder comenzarlo y terminarlo con gozo y poder decir, como el apóstol Pablo, cuando nuestra vida en esta tierra vaya acabando: "He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe.