Hazte socio de radio solidaria

Los retos que enfrentamos en la vida se pueden comparar con una alta montaña, que levanta ante un alpinista. Para alguien que no se ha entrenado apropiadamente, cuyos músculos y reflejos son débiles y lentos, cada pulgada de la escalada estará llena de terror y dolor. Sin embargo, la misma escalada será un viaje emocionante para alguien que esté preparado, cuyas piernas y brazos hayan sido fortalecidos por el constante entrenamiento. Con cada paso que dé hacia delante y hacia arriba, aparecerán bellos y nuevos paisajes”.

En estos días de fin de año e inicio del nuevo, en un arranque de optimismo nos hacemos grandes promesas a nosotros mismos. ¿Cuáles son tus buenos propósitos para el año nuevo?