Hazte socio de radio solidaria

El PP y Ciudadanos gobernarán Andalucía y pondrán fin así a casi cuatro décadas de gobiernos sucesivos del PSOE en la única comunidad que no ha conocido la alternancia política... hasta ahora.

Con gestos sonrientes y de satisfacción, los líderes andaluces del PP y Cs subrayaron el «hito histórico» alcanzado, después de «tanta impunidad de los gobiernos socialistas y de quedarse sordos ante las demandas de los ciudadanos», proclamó Juan Manuel Moreno, candidato del PP a la Presidencia de la Junta. «Hoy se abre una nueva página de la historia tras el monopolio en el poder del PSOE», dijo.

Para el líder de Cs en Andalucía, Juan Marín, futuro vicepresidente del Gobierno andaluz, el acuerdo sellado viene a «poner orden» en una administración como la Junta de Andalucía, que «necesitaba aire fresco» tras 36 años y medio de gobiernos socialistas.

En una intensa jornada vespertina en el Parlamento andaluz, en la que hubo reuniones a dos bandas entre los líderes del PP y Cs, por una parte, y los populares y Vox, por otra, Moreno logró los apoyos necesarios para ser investido como presidente en el pleno que con toda probabilidad se celebrará el próximo 16 de enero en la Cámara.

La negociación se hizo en dos tiempos, por separado y todos tuvieron que «ceder algo», como confesó Moreno. Primero, fue el encuentro del PP con Cs y después, de los populares con Vox. El PP y el partido que lidera Albert Rivera acordaron que los 21 diputados de la formación naranja apoyarán a Moreno como presidente en el pleno de investidura. Además, cuando se constituya el gobierno, Moreno nombrará a Juan Marín vicepresidente. El nuevo Gobierno andaluz -un bipartito formado por el PP y Cs- estará compuesto por un número de consejerías y delegaciones provinciales «menor al actual».

Marín avanzó que podrían ser en torno a 11 consejerías, frente a las 13 actuales del Gobierno en funciones de Susana Díaz, si bien puntualizó que todavía están trabajando en este asunto e incluso podrían ser menos de 11.

El acuerdo alcanzado este miércoles, de siete puntos, fue rubricado en una reunión que duró algo más de media hora en el Parlamento andaluz en la que, además de Moreno y Marín, participaron las cúpulas directivas de ambas formaciones a nivel nacional. Por el PP, el secretario general, Teodoro García Egea; el vicesecretario de Organización, Javier Maroto; y la secretaria general del PP-A, Loles López; mientras por Cs estuvieron el secretario general de Cs, José Manuel Villegas, y las parlamentarias Mónica Moreno y Ana Llopis. El pacto de este miércoles es la continuación del acuerdo con 90 medidas que el PP y Cs sellaron el pasado 25 de diciembre, y que incluye una bajada de impuestos y una auditoría en la Junta para limitar el conglomerado de empresas públicas fundaciones y todo tipo de entes públicos que constituyen la conocida como 'administración paralela'.

Finalmente, Vox se coló en la foto histórica de la jornada de este miércoles, al comprometerse con el PP a que sus 12 diputados apoyarán a Moreno en primera votación en el pleno de investidura. A cambio, los populares acordaron con Vox un paquete de 37 medidas, en las que no hay ni rastro de las polémicas exigencias de la formación de derecha radical sobre la Ley de Violencia de Género. Además, algunas de estas 37 medidas son idénticas a las que figuran entre las 90 acordadas con anterioridad por el PP y Cs, como por ejemplo la bajada de impuestos, la educación gratuita de 0 a 3 años, eliminar «organismos superfluos y suprimir la administración paralela», o la auditoría en los organismos de la Junta.

Entre las 37 medidas pactadas con Vox figura una Consejería de Familia. Precisamente en las negociaciones de principios de año del PP con Cs, los populares apostaban, como informó EL MUNDO, por crear una consejería para impulsar las políticas de apoyo a la familia y la conciliación laboral, que pretendía ligar a las competencias sobre igualdad o infancia.

Tras garantizarse los apoyos para la investidura, el último que compareció ante los medios de comunicación fue el líder del PP andaluz, quien confirmó que el próximo gobierno andaluz contará con una Consejería de Familia, como acordó con Vox. Recordó que el PP ya lo llevaba en su programa y que se trata de una petición que es «razonable, sensata y realista».

El PP tendrá que negociar ahora con Ciudadanos dónde ubica esta competencia, al igual que el resto de la estructura del futuro gobierno, que será, según avanzó Moreno, «más reducida, más operativa, más eficaz y más eficiente», por lo que los equipos técnicos seguirán reuniéndose a partir de este jueves y durante los próximos días.