Hazte socio de radio solidaria

Naciones Unidas. China, Rusia y decenas de países se comprometieron este jueves a defender en Naciones Unidas (ONU) al régimen en Venezuela de Nicolás Maduro frente a las acciones de Estados Unidos.

Arropado por representantes de varias de esas naciones, el canciller del régimen de Maduro en Venezuela, Jorge Arreaza, presentó una declaración en la que esa coalición denunció la violación de principios básicos de la ONU como el respeto de la soberanía nacional y criticó las sanciones y amenazas por parte de Washington.

"En los próximos días iniciaremos una serie de acciones como grupo para aumentar la conciencia acerca de los peligros que actualmente enfrentan nuestros pueblos y, en especial, el pueblo de la República Bolivariana de Venezuela", señaló el documento leído por Arreaza.

Preguntado al respecto, el canciller del régimen de Maduro no quiso adelantar qué tipo de medidas se prevén, pero subrayó que se buscarán acciones "coordinadas" en todos los niveles de Naciones Unidas.

Rusia y China son miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, por lo que tienen capacidad para vetar cualquier iniciativa de Estados Unidos y sus aliados en ese órgano.

Junto a ellos, acompañaron este jueves a Arreaza embajadores de países como Cuba, Nicaragua, Irán, Siria o Palestina.

"Nos estamos organizando para defender el derecho de los pueblos a vivir en sana paz, a coexistir de acuerdo a los principios del derecho internacional, que están siendo violados de manera flagrante y abierta; y, en el caso de la República Bolivariana de Venezuela, en estos momentos de la manera más notoria que puedan ser violados", señaló Arreaza.

El jefe de la diplomacia del régimen de Maduro arremetió una vez más contra las sanciones estadounidenses contra su país y contra otros, subrayando que Washington no tiene "moral ni autoridad para imponer sanciones a nadie".

Además, subrayó que "Venezuela es un país soberano" y protegerá "cada milímetro del territorio".

"La respuesta que daremos en cada situación será proporcional y correspondiente a cualquier tipo de ataque o injerencia que se haga", indicó Arreaza.

El embajador ruso ante la ONU, Vasili Nebenzia, dijo a los periodistas que su país está muy preocupado por la posibilidad de que se considere una "acción militar" contra Venezuela.

Arreaza ha mantenido reuniones durante esta semana en Naciones Unidas para buscar apoyos para el régimen ante la crisis que se vive en el país. La tensión en Venezuela se incrementó a partir del pasado 23 de enero cuando el jefe del Parlamento, Juan Guaidó, se adjudicó las competencias del Ejecutivo como presidente encargado del país por considerar ilegítimo a Nicolás Maduro tras ser reelegido en unos comicios que la oposición tacha de "fraudulentos".

Esta acción aceleró la crisis política en Venezuela, debido a que, además, buena parte de la comunidad internacional, como Estados Unidos y varios países europeos y latinoamericanos, han dado su respaldo a Guaidó y presiona para que se convoque a elecciones.