Hazte socio de radio solidaria

El Día de la Independencia de Israel se celebra anualmente en el aniversario del establecimiento del Estado de Israel.

El Día de la Independencia de Israel se celebra anualmente en el aniversario del establecimiento del Estado de Israel, según el calendario hebreo, el 5 de Iyar. El día anterior a esta celebración está dedicado a la memoria de quienes dieron su vida por el logro de la independencia del país y su existencia continua.

El 14 de mayo de 1948, el día en que expiró el Mandato británico, el nuevo Estado judío, el Estado de Israel, se estableció formalmente en partes de lo que se conoció como el Mandato Británico para Palestina. Con el establecimiento del Estado de Israel en 1948, la independencia judía se restauró después de 2.000 años.

El Día de la Independencia es una celebración de la renovación del Estado judío en la Tierra de Israel, el lugar de nacimiento del pueblo judío. En esta tierra, el pueblo judío comenzó a desarrollar su religión y cultura distintivas hace unos 4.000 años, y aquí ha conservado una presencia física ininterrumpida, durante siglos como un Estado soberano, otras veces bajo dominación extranjera. A lo largo de su larga historia, el anhelo de regresar a la tierra ha sido el foco de la vida judía. Theodor Herzl, el líder y fundador del movimiento sionista, aumentó el reconocimiento internacional de la necesidad de un Estado judío.

Día de la Independencia

Las celebraciones del Día de la Independencia 71 de Israel comenzarán el miércoles por la noche, 8 de mayo, inmediatamente después de la celebración del Día de Conmemoración para los soldados caídos y las víctimas del terrorismo, cuando la bandera del Estado se levante en una ceremonia nacional en el Monte Herzl, en la que se encienden 12 antorchas.

El Día de la Independencia está lleno de festividades y celebraciones que incluyen picnics, barbacoas, reuniones familiares y viajes a la naturaleza. Balcones, con banderas israelíes.

Población de Israel

En la víspera del Día de la Independencia 2019, la Oficina Central de Estadísticas anunció que la población de Israel a fines de 2018 es de 8.970.000, más de diez veces la población en el establecimiento del Estado en 1948 (806.000). Los judíos y otros constituyen hoy el 79,1 por ciento de la población, y los árabes el 20,9. Alrededor del 75 por ciento de la población judía está compuesta hoy de israelíes nativos, y más de la mitad son al menos israelíes de segunda generación.

Desde el establecimiento del Estado, más de 3,2 millones de inmigrantes llegaron a Israel. En 1948, solo Tel Aviv-Jaffa tenía más de 100.000 residentes. Hoy en día hay 14 ciudades en Israel con una población de más de 100.000, y otras 6 con más de 200.000 residentes: Jerusalem, Tel Aviv-Jaffa, Haifa, Rishon Lezion, Ashdod y Petah Tikva.