Noé entró en el arca con su esposa y sus tres hijos, acompañados también por sus esposas.

Ahora llegamos a un nuevo comienzo. Es difícil para nosotros hoy en día darnos cuenta de lo estremecedor que fue el mundo a partir de esto. Los hijos de Noé que salieron del arca fueron Sem, Cam y Jafet (9:18a). La humanidad tuvo la oportunidad de comenzar una "nueva creación." Este fue el orden correcto de nacimiento de ellos (5:32; 6:10; 7:13; 10:1 y I Crónicas 1:4). Esta declaración conecta esta sección con el relato del Diluvio.

Cam fue el padre de Canaán (9:18b). Esta declaración conecta esta afirmación con la siguiente sección. Cam, al actuar como lo hizo, demostró que él era el verdadero padre de Canaán y cómo Noé llegó a maldecir a Canaán por el pecado de Cam.

Éstos fueron los tres hijos de Noé que con su descendencia poblaron toda la tierra (9:19). Este fue un nuevo comienzo, un nuevo comienzo para la humanidad. Toda la humanidad desciende de estos tres hombres, porque Noé no tuvo más hijos después del Diluvio. Pero si bien el Diluvio había terminado con la gente pecadora, la naturaleza del pecado se quedó en el corazón de Noé y sus hijos.

¿Serían ellos más exitosos en evitar el pecado? La respuesta vendría rápidamente.