Hazte socio de radio solidaria

Tertulia de amigos con Sergio Mendoza y Willy López. Tema: Libro de Apocalipsis.

“La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto.” Este libro está lleno de misterios acerca de las cosas por venir. Es la advertencia final de que el mundo ciertamente acabará y el juicio será seguro. Nos da un pequeño vislumbre del cielo y de todas las glorias que esperan a aquellos que mantengan sus ropajes blancos. Apocalipsis nos lleva a través de la gran tribulación con todos sus males y el fuego final que todos los incrédulos enfrentarán por una eternidad.

El libro reitera la caída de Satanás y la condenación a la que se dirigen él y sus ángeles. Se nos muestran los deberes de todas las criaturas y ángeles del cielo y las promesas para los santos que vivirán para siempre con Jesús en la Nueva Jerusalén. Al igual que Juan, es difícil encontrar palabras para describir lo que leemos en el libro de Apocalipsis.

El Apocalipsis es pródigo en coloridas descripciones, que proclaman para nosotros los últimos días antes del regreso de Cristo y la introducción de los nuevos cielos y la nueva tierra. El Apocalipsis comienza con cartas dirigidas a las siete iglesias de Asia Menor, y continúa revelando las series de devastaciones que serán derramadas sobre la tierra; la marca de la bestia, “666”; la decisiva batalla de Armagedón; la atadura de Satanás; el reino del Señor; el Juicio del Gran Trono Blanco; y la naturaleza de la eterna ciudad de Dios. Las profecías concernientes a Jesucristo son cumplidas y un llamado a Su Señorío como conclusión, nos asegura que Él regresará pronto.

El libro de Apocalipsis es la culminación de las profecías acerca del final de los tiempos, comenzando con el Antiguo Testamento. La descripción del anticristo mencionado en Daniel 9:27, es ampliamente detallada en el capítulo 13 de Apocalipsis. Aparte de Apocalipsis, los ejemplos de literatura apocalíptica en la Biblia se encuentran en Daniel capítulos 7-12, Isaías capítulos 24-27, Ezequiel capítulos 37-41, y Zacarías capítulos 9-12. Todas estas profecías se encuentran reunidas en el libro de Apocalipsis.