Hazte socio de radio solidaria

La Biblia fija prioridades que conducen a la vida eterna. La Palabra de Dios nos dice que es vital poner nuestras prioridades en el orden correcto y luego cultivarlas con celo y entusiasmo.

Dios no quiere que pongamos nada por delante de Él. Su deseo es que lo adoremos -y lo adoremos sólo a Él. Él debe ser lo primero en nuestra vida.