Hazte socio de radio solidaria

Espacio de entrevistas con Mayra Nazario en el programa "Vale la pena".

Cinco letras abarcan el propósito que Cristo selló en la cruz del Calvario: “Pacto”. “Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por vosotros”, dice Lucas 22:20. Para nada es una palabra que se deba tener en poco. A éste —el pacto— se le llama “britt” en hebreo. Cuando Poncho y Alice recibieron el llamado de Dios para hacer música, a los 15 y 16 años, respectivamente, no dudaron en nombrar así a su dueto: Britt, como un recordatorio de que todo lo rendirían a sus pies.

“Cuando el Señor puso este sentir en nuestro corazón, hicimos un ‘Pacto’ de entregarle nuestras vidas enteras. Nuestro tiempo, talentos, servicio, primicias… todo”, comentan estos jóvenes mexicanos, en entrevista exclusiva con Interludio.

Poncho y Alice son novios. Ambos se conocieron en la escuela, pero su amistad se afianzó más tras llegar a la iglesia. “Empezamos a servir en el ministerio de alabanza de jóvenes en nuestra iglesia. De ahí Dios plantó la idea de crear un ministerio extramuros para llevar su mensaje a través de la música”.

Decidieron creer en el sueño del Señor para sus vidas, y lanzaron su primera producción musical, titulada —causalmente— con el significado de su dueto: “Pacto”. Desde entonces, “hemos madurado en todos los sentidos”, confiesan. Por una parte, han aprendido mucho sobre la importancia de estar cerca de Dios y ponerlo a él en primer lugar. “Por otro, hemos podido desarrollar los talentos que nos ha regalado”.

Su más reciente propuesta, “No vaya a ser”, es una canción que nace de una situación en sus vidas, en las que, según afirman, Dios les estaba dando “todo y más”, pero ellos comenzaron a perder el piso y el enfoque en Cristo. “A través de su inmenso amor y misericordia, el Señor nos recordó una vez más que él es quien va delante de nosotros y nos hizo regresar a nuestra identidad”. Por eso es que en el tema se escuchan frases como “Esta es mi verdad, no la cambio por nada” y “Prefiero quedarme contigo, Señor, no vaya a ser que me vuelva a perder”, entre otras.



El sencillo forma parte del tercer álbum que Britt lanzará en 2019. Un proyecto con melodías y letras que denotan la madurez que estos jóvenes han alcanzado.

Un "Pacto" que trasciende el arte

Youvenis es el nombre de una asociación civil que Poncho y Alice fundaron, con el propósito de llevar la Palabra de Dios a grupos sociales vulnerables, como jóvenes con adicciones, víctimas de delitos sexuales y violencia extrema, pacientes psiquiátricos y con cáncer, niños y jóvenes abandonados, albergues con personas desahuciadas, reclusorios juveniles, tutelares de menores y cárceles, entre otros.

Es un trabajo que realizan cada quince días, que ha representado experiencias duras y maravillosas al mismo tiempo. “Ver tanta necesidad toca mucho nuestros corazones, pero lo que nos permite seguir adelante, por supuesto, es Dios, así como los testimonios que hemos recibido de estos grupos que visitamos”.



En una ocasión, por ejemplo, estaban haciendo su labor social en una estación de tren subterráneo ubicada en una gran plaza de la Ciudad de México. Fueron muchos los ciudadanos que pasaron aquél día, mientras ellos cantaban. “Poco tiempo después, un joven nos contactó para decirnos que ese día él iba a quitarse la vida lanzándose a las vías del tren, pero que al escuchar lo que estábamos compartiendo a través de la música, decidió vivir”.

Como esta, muchas han sido las anécdotas que los jóvenes artistas han vivido en su experiencia con Youvenis, una labor que, al igual que su música, demuestra ese pacto que decidieron establecer con el Señor, dando por gracia lo que por gracia han recibido.

Es por eso que “britt” es una palabra que no se puede tener en poco. A Cristo le importó en gran manera establecer un nuevo pacto con su Iglesia, por medio de su sangre derramada en la cruz. Poncho y Alice se esfuerzan cada día por respetar ese pacto, ese Britt que él les entregó.