La verdad de Sol a Sol
Escuchar en directo

 

18/5/2017 - Podcast del programa La verdad...de sol a sol con Luis Ortiz.

 

 

El burrito constante

       Editorial de Luis Ortiz

 

Un burrito es un animal pacífico, humilde, lento pero fuerte, constante, esforzado. No sé por qué me ha venido la imagen de este animal a la hora de escribir este editorial con el que empiezo hoy el programa…quizás recordando una frase del pastor Miguel Díez que siempre he visto como testimonio y guía. Al burrito se le tenía atado en una noria o caminando persiguiendo una zanahoria engañosa. Uno de los mayores peligros del Cristianismo es la instalación. El pensar que ya está todo descubierto, que todo pensamiento nuevo o, incluso, pensar por uno mismo es pecado, que basta seguir las rutinas establecidas para conseguir la salvación. Y entiendo por "salvación" no el pasaporte a un cielo eterno, sino la consecución de una "madurez humana" que nos aproxime a la plenitud de Dios. Ese es el auténtico camino al cielo. De lo contrario, tendrás que madurar después lo que no maduraste en esta vida. No son las supersticiones, y tenemos muchísimas, las que salvan, sino la sinceridad en la búsqueda y en el seguimiento del Camino, confiando en el Evangelio y en el Espíritu prometido. Esto es lo que caracteriza a los cristianos.

Lo que ocurre es que las Instituciones y sus dirigentes tienden al inmovilismo, al todo atado y bien atado. Son como grandes edificios de gruesos muros que no necesitan cambios. Se conforman con permanecer. Lo que es un grave error porque, como mínimo, necesitarán un buen mantenimiento renovador. Por ello somos los individuos los que debemos dar vida a las iglesias, los que debemos preocuparnos de su cuidado, de su reparación y de su actualización. De lo contrario se encaminarán a la ruina. Los cristianos somos poco conscientes de este deber de colaborar, de contagiar vida, de dar movilidad a nuestra Iglesia. Nos conformamos con las seguridades de las cuadrículas establecidas sin cuestionarnos nada, sin plantearnos la religión como un camino sino como un sofá, en el que descansamos y nos sentimos seguros. Ya trabajamos y nos esforzamos bastante en nuestra consecución del pan de cada día. Las iglesias sin espíritu tienden a pensar que el inmovilismo es su garantía de supervivencia. Por eso están terriblemente instaladas y eso es un enorme error.  Todo en este mundo es progresivo, desde el ser humano hasta la materia. Por eso somos los individuos los que debemos contagiar dinamismo a las iglesias. Los locales pueden estar mejor o peor decorados pero es el activismo de los asistentes lo que dará vida a esa iglesia. Desde la forma de pensar hasta la forma de actuar y usar los medios a nuestro alcance. Hay que decidirse: O el Dios de la Misericordia o el Dios del infierno eterno. Ambos son incompatibles. Hace muchos años que descubrí esa coherente verdad y son muchos los teólogos que lo afirmaron en distintos tiempos y formas.

Sin embargo, se siguen cerrando puertas y ventanas para que no entren los aires nuevos del Espíritu. Seguimos pagando la hipoteca del pasado y no somos capaces de salir de deudas. A algunos nos han desahuciado por negarnos a seguir pagando y nos han expulsado de alguna iglesia ¿verdad? Conozco el dolor de toparse con un irracional muro de hormigón, incompatible con el Camino de Jesús. Por eso digo que es imprescindible madurar como individuos, atreverse a pensar, a orar en libertad y a compartir lo que uno va descubriendo. Vivir, sobre todo vivir en el Espíritu, es como andar en bicicleta, si te paras, te caes. Lo mismo ocurre con la Iglesia compuesta de seres vivos y en desarrollo. Hay que dar pedales para que ande, para que no se caiga. Y no olvidemos que antes del derrumbe total viene el decaimiento y la decadencia. ¿Nos suena? Si los de arriba no pedalean, debemos ser los de abajo los que sudemos la camiseta porque creemos en la "comunión de los santos". Conviene preguntarse si tiras de tu Iglesia aunque sea con el paso lento del humilde asno.

¿Aportas tus luces, tu colaboración, tus dones, tus certezas y evidencias interiores? ¿O de eso no sabes nada? ¿O solo te  Si no somos capaces de abrir nuevos surcos, de sembrar nuevas semillas, de inundarnos del agua del Espíritu, no crecerán nuevas cosechas y moriremos de inanición. Tal vez lenta pero inexorable. Hace años que estoy metido hasta el tuétano de mi alma en esa búsqueda del "auténtico rostro de Dios", de ese Dios que no puede ser incoherente, ni puede parecer absurdo o cruel. Hace años que comparto mis meditaciones, mis descubrimientos, mis regalos, porque "la luz es para ponerla sobre el candelero y no bajo la cama" Porque mi responsabilidad, como la tuya, es colaborar con mi Iglesia, con mis hermanos, para que la avance, viva, camine y no se pudra o se hunda en los barros del pasado. ¿Dónde tienes tú colocada tu luz, tu fuerza cristiana? ¿Qué vas a hacer para renacer a una vida nueva?

 

 

 

Noticias del día

Luis Ortiz y Karen Díez

 

1 – La oposición pide que Cifuentes declare el 2 de junio ante la comisión de la corrupción


2 – Sánchez no descarta una moción de censura contra Rajoy “liderada” por el PSOE si gana las primarias


3 – Cinco magistrados de la Audiencia Nacional recurren el concurso que permite a Velasco dejar su juzgado


4 – El pacto del cupo de 1.300 millones entre Gobierno y PNV crispa al comité de expertos sobre financiación autonómica


5 – El cese del director del FBI se vuelve contra Donald Trump

 

 

 

La firma invitada...

"Deshaucios e infancia" (por Sira Vilardell)

Es difícil olvidar la expresión de un niño o un joven que ha perdido su casa, como lo es explicarle por qué ha sucedido tal cosa. Por qué aquel espacio propio de referencia, seguridad y construcción de aprendizajes e identidad, de repente ya no existe.

¿Cómo explicarle a un/a menor que se priorizan los intereses y beneficios bancarios o particulares antes que la protección del derecho a la vivienda, a pesar de ser un derecho fundamental reconocido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos? ¿Cómo transmitirle que el contexto en que deberá vivir será de creciente desprotección e inseguridad en una sociedad que normaliza peligrosamente la vulneración sistemática de derechos? Y lo más importante: ¿cómo asegurar la protección de los derechos de la infancia y evitar que los efectos de una vivencia tan traumática deriven en factores de exclusión social añadidos que determinen su vida? La crudeza de los desahucios no nos resulta desconocida.

Demasiado a menudo vemos a familias expulsadas de su hogar sin alternativa y le ponemos rostro a la extrema vulnerabilidad. Pero la vivencia y los efectos de esa realidad en la infancia y en la adolescencia es una segunda parte del drama que escapa a las imágenes que nos suelen llegar. Es la cara más inocente y más vulnerable, pero cuesta encontrar datos del impacto social y emocional de un desahucio en los hijos de las familias afectadas. Los efectos de un desahucio no empiezan en el momento en que la familia pierde su casa; el proceso empieza mucho antes.

En ocasiones la angustia por el riesgo de perder el hogar puede durar años de tensiones y conflictos que padres y madres transmiten a sus hijos e hijas. Vivencias y sentimientos de inseguridad e inestabilidad en un momento de desarrollo cognitivo, emocional y social que determinan e influyen en dicho desarrollo. La depresión y la ansiedad son dos de las patologías más comunes en los menores de familias que han sufrido un desahucio, pero los impactos pueden llegar a tener una dimensión mucho más amplia.

En términos de salud y bienestar presente, pero también de rendimiento y expectativas de futuro: baja autoestima, dificultades en establecer relaciones, desmotivación y rechazo social, pérdida de interés en el aprendizaje, fracaso escolar, adicciones, conductas autodestructivas... Hay expertos que aseguran que un desahucio en la infancia puede tener un impacto similar a un accidente de tráfico o una catástrofe natural, y a pesar de conocer sus efectos psicológicos devastadores no se garantiza un acompañamiento psicológico y social durante el proceso. Por ello cabe reclamar medidas de protección específicas que garanticen los derechos de los/as menores y aseguren su bienestar, acompañadas forzosamente de la debida protección a sus progenitores para que las medidas no sean puramente paliativas. Las políticas preventivas deben empezar por garantizar la subsistencia mediante unos ingresos mínimos a todas las familias.

 

 

 

La biblioteca de Laura

Laura Luján

 

El año pasado vimos una película muy sentimental que se llamaba "Yo antes de ti" y estaba basada en la novela del mismo título escrita por Jojo Moyes…pues hoy os traigo su esperada segunda parte que, seguramente, tenga también versión cinematográfica.

El libro se titula "Yo después de ti" lo ha editado PUNTO DE LECTURA y con sus 496 páginas tiene un precio en su edición de bolsillo de 6,95.  En este libro, luego de que Lou pierda a Will, el hombre que la impulsó a rehacer su vida, deberá seguir sola, quizá conseguir un nuevo amor y un nuevo hogar. 

Ella acaba yendo a un grupo de apoyo de una iglesia, de gente que ha sufrido percances en su vida. Como separaciones, muertes de seres queridos o cosas aún peores. Ahí intenta encontrar la paz nuevamente, al mismo tiempo que la llegada de alguien del pasado hará que piense en ver cómo cambia su vida. 

El libro cuenta la historia de Louisa dos años después de la muerte de Will. Ella se encuentra trabajando en un bar, en donde vive una vida sin complicaciones hasta que sufre un accidente que le ocasiona regresar a la casa de sus padres.  Ella vive un tiempo con sus padres y cuando se restablece regresa a su departamento en Londres, pero debe prometerle a su padre que va a asistir a un grupo de autoayuda para sobre llevar la pena de la perdida. 

Un día aparece un joven Lily, una adolescente de dieciséis años con una vida problemática, y le revela algo a Louisa una verdad que la saca de su mundo quieto y dormido. Lou decide ayudar a esta joven y con forme pasa la historia ambos personajes cambian un poco su perspectiva de la vida. 

El primer libro nos enseñó a seguir intentando hasta lograr lo que se quiere o por lo menos no rendirnos, pero con este otro no hay mayor enseñanza que la desesperanza. Es cierto que perder al amor de tú vida es duro y más si es de esa forma en que Lou lo perdió, pero dos años después ella no hizo nada por continuar con su vida, simplemente se conformó con vivir. 

Cabe rescatar que cuando Lou conoce a Lily, comienza a cambiar un poco de mentalidad y comienza a apreciar la compañía de otras personas. Eso es lo mejor del libro, al final de la historia nos trata de decir que Lou va poco a poco a volviendo a ser un poco esa chica vivaz que era antes.  Luis – A mí la película no me gustó demasiado porque me pareció un poco apología de la eutanasia pero lo cierto es que viéndola otra vez saqué otra lectura menos negativa. 

De cualquier manera la autora recuerda a Kathlen Turner en TRAS EL CORAZÓN VERDE que se pasaba la vida escribiendo historias de aventuras pero llenas de desamores. Vete preparándonos tu palabra “nueva” de hoy. Y ahora Miguel nos va a presentar algún escritor.

 

 

 

 

TOP 10 RS

Confirmacion de asistencia Concierto Evan Craft

No te pierdas este concierto y Reserva tu entrada YA!!!!!!

para Reservar tu entrada al concierto de Evan Craft,
Por favor llena los campos requeridos.
Enviando tu reserva, estas aceptando nuestra politica de privacidad.
captcha
Recargar

Escuchar Radio Solidaria en Directo!!!

Escuchar en directo