La verdad de Sol a Sol
Escuchar en directo

15/6/2017 - Podcast del programa La verdad...de sol a sol con Luis Ortiz.

 

 

A las mujeres asesinadas

       Editorial de Luis Ortiz

 

Es rara la semana que no tenemos la terrible noticia de una mujer asesinada a las manos del hombre que la decía amar. Ese amor tan enfermizo que no es amor si no posesión diabólica tan alejada de Cristo. Un día, cuando la primera luna de primavera ya estaba crecida, Jesús se fue a Jerusalén a celebrar la Pascua. Y no se le ocurrió cosa mejor que entrar montado en un asno, como un Mesías al revés, un Mesías sin poder.

Era un desafío en toda regla para el Sanedrín judío y para el Pretorio romano, para el poder religioso y político, exclusivamente masculino. Tienes razón, Jesús: ¿cómo ibas a celebrar la Pascua, fiesta de la liberación, sino abdicando del poder y desafiando a los poderosos? Era peligroso, pero tú te atreviste y nos infundiste aliento. Así lo entendieron muchos hombres y mujeres oprimidas, gente pobre que no contaban ante nadie y para nada. Reavivaron la esperanza, agitaron ramos, corearon hosannas: “¡Seremos liberados! ¡Que viva el Liberador!”.

Si la liberación tarda tanta en llegar, es porque no esperamos. Pero la luna creciente y la flor del laurel, el grito de la tierra y el grito de los pobres testifican a favor de la esperanza de Jesús, mansa y rebelde, humilde y creadora. Quien espera de verdad realiza lo que espera, como quien respira vive. Seguimos esperando, y aclamamos a Jesús, a todos los profetas, contra todos los poderes que matan. En este fin de la primavera quiero en particular entonar hosannas de esperanza por todas las mujeres víctimas de la violencia machista. Andina, María del Pilar, María José, Ana, Rosalinda, María del Henar, María Dolores, Raquel…nombres anónimos y martirios públicos de telediario. Escalofriante letanía de nombres, interminable elegía sin nombres desde tiempo inmemorial. He ahí a la mujer.

¿Cómo se repite tanta locura? ¿Por qué un hombre llega a matar a la que es o fue su compañera? De la buena respuesta depende la buena solución. Y hay respuestas perversas, como la dada por la iglesia  española en un documento de 2004: en él se insinúa que “la ideología de género” y “el feminismo radical” tienen también la culpa del “alarmante aumento de la violencia doméstica”. Obsesiones inicuas, que señalan a la propia mujer como responsable de la violencia asesina que padece, por haberse rebelado contra el poder machista. Pues sí: la rebelión de la mujer ante la voluntad de dominio por parte del hombre es, en el fondo, lo que más provoca la furia ciega de aquel, acostumbrado a ocultar sus complejos siendo dominador: “¿Cómo te atreves a ponerte a mi altura y hacerme frente? Eres mía. Tengo derecho sobre ti”. He ahí el problema, y la enseñanza tradicional de algunas Iglesias de cásate y sé sumisa, no es ajena.

¿Y la solución? La solución es el derrocamiento definitivo del dominio machista y que la mujer ocupe su lugar que no es el de muerta viviente ni de muerta muriente. Jesús fue rebelde frente al poder establecido, sobre todo el poder religioso, el poder sacerdotal masculino, que pone sus normas de verdad y de pureza por encima de la vida. Sabía que con ello arriesgaba la vida. Pero, al presentir su final violento, no se echó atrás, sino que hizo frente al Templo y al Palacio. Lo que estaba en juego era más que su vida, era la Vida: era la vieja promesa de todos los profetas, era la liberación universal esperada, era la igualdad de hombres y mujeres aún sin estrenar, era la erradicación de la razón de la fuerza, era la instauración del poder del derecho y de la paz. Todo eso estaba en juego, y la fe de Jesús, mansa y rebelde, fue mayor que su miedo. Montó sobre un humilde asno y desafió al Imperio y al Sacerdocio, a Pilato y Anás y Caifás, con sus cortes y legiones y todas sus inhumanas órdenes sagradas.

Sabemos cómo acabó la historia de Jesús. Pero ¿cómo acabó? ¿La bondad humilde y fraterna no es acaso más fuerte que todo poder arrogante? ¿La cruz solidaria no florece acaso en árbol y en pascua de Vida? Alzo una palma, levanto una humilde rama de laurel en flor, con sus hojas verdes y sus flores amarillas, como llamitas de fuego. ¡Hosanna a Jesús y a la mujer asesinada! Que crezca la luna. Que llegue el Amor de Dios. Que venza la vida.

 

 

Noticias del día

Luis Ortiz y Karen Díez

 

1 – La deuda pública se sitúa en el 100,4% del PIB en marzo tras subir 21.767 millones


2 – Patxi López entrará en la ejecutiva como secretario de política territorial


3 – El 16% de los atendidos por Cáritas son trabajadores precarios


4 – Madrid lidera la bajada de la deuda de las ciudades al mínimo en una década


5 – La oposición turca inicia una larga marcha a pie para exigir justicia

 

 

 

La firma invitada...

"Amnistía de tapadillo" (por Ana Pástor)

Se pasaron meses intentando negar lo evidente. Era habitual que los miembros de Gobierno tuvieran que responder a preguntas sobre la amnistía fiscal, dos palabras malditas que se negaban a pronunciar en público porque se les atragantaban. Actuaban como los niños pequeños cuando juegan al escondite y creen que, tapándose ellos los ojos, el resto no les ve. No hablemos del tema y no existirá para la gente, pensaban. Rajoy llevaba solo tres meses como presidente y su equipo de ministros salió en la habitual rueda de prensa de los viernes en el palacio de la Moncloa. Era el 30 de marzo del 2012.

En la mesa sentados ante la prensa estaban Soraya Sáez de Santamaría y Cristóbal Montoro como responsable de Hacienda. La vicepresidenta hizo un discurso previo en el que coló de tapadillo: «El Gobierno no va a subir el impuesto sobre el valor añadido para no perjudicar el consumo y para no perjudicar la recuperación económica; pero sí se exigirá un esfuerzo, en este caso a través del impuesto de sociedades, a las grandes empresas y se pondrá en marcha un programa de regularización fiscal». 

Después, cuando comenzaron las intervenciones de los periodistas, añadió algunas justificaciones tipo "tiempos difíciles","medidas difíciles y extraordinarias". A partir de ese día escuchamos muchas veces a Montoro decir que en España no había habido ninguna amnistía fiscal, sino «un proceso de regularización fiscal que ha aportado una recaudación importante a la hacienda pública». No fue el único. La propia vicepresidenta llegó a decir que todo el mecanismo de perdón a defraudadores se había hecho de manera legal.

Hoy también es un día para recordar lo que dijeron, además del Gobierno, desde el PP sobre la amnistía. Su secretaria general, Dolores de Cospedal, también se sumó al entusiasmo para defender la medida de su jefe Rajoy. Y una vez más utilizó un argumento muy típico de las filas populares: «Va a ser buena para todos los ciudadanos». Vamos que lo hacían por nosotros. Estos ingratos ciudadanos españoles que no hemos sabido valorar la generosidad de Montoro. Ahora son los suyos los que le van a pedir cuentas. Ahora parece que todos estaban en contra. Ahora que ha venido el Tribunal Constitucional a decirles que la amnistía legitima la actuación de quienes no cumplieron con sus obligationes tributarias y que ese perdón no es la manera de luchar contra el fraude fiscal. 

Por cierto. Ya conocemos algunos de los nombres de los ciudadanos ilustres que se acogieron a la amnistía: Bárcenas, Rato, Granados, los Pujol, Rodríguez Sobrino... pero son solamente un 1% si tenemos en cuenta que se beneficiaron 30.000 personas. ¿Para cuándo la lista completa, señor Montoro?

 

 

 

La biblioteca de Laura

Laura Luján

 

Hoy vamos a hablar de "La ventajas de ser un marginado" de Stephen Chbosky que nos habla de Charlie  que tiene 15 años y se ha quedado solo tras el suicidio de su mejor amigo. Vive con sus padres, su popular y guapa hermana y un hermano mayor que es una estrella del fútbol americano y que está a punto de comenzar la universidad.

Su profesor de lengua está convencido de que Charlie posee una gran capacidad intelectual. Tras conocer a Sam y Patrick empieza a comprender lo que es ser un adolescente, y comienza un viaje hacia la madurez que le llevará a recorrer caminos nuevos e inesperados. Con ellos descubre nueva música, empieza a beber, fumar y coquetear con drogas, cambia de amigos… ¡Hasta que se convierte en un joven de verdad! 

«Querido amigo (…)». Con estas dos sencillas palabras Charlie nos da la bienvenida a su vida, que ha comenzado a experimentar grandes cambios, algunos de ellos incomprensibles, como el suicidio de su mejor amigo. Incapaz de superar la pérdida, intenta suplir la soledad manteniendo una correspondencia unilateral con un completo desconocido para sentir que alguien le escucha y es capaz de comprenderlo sin juzgarlo.  Al contrario que otras novelas orientadas al público juvenil, «The perks of being a Wallflower» busca la participación del lector en la historia, implicándolo desde el inicio a través de estas cartas que recibe del propio protagonista. Es cierto que seguimos siendo simples espectadores, pero Stephen Chbosky consigue que nos involucremos, pues enseguida nos sentimos identificados con los conflictos que Charlie experimenta ante una de las etapas más difíciles de su existencia: la adolescencia. 

«The perks of being a Wallflower» nos describe la transición de Charlie durante este prólogo de la vida adulta, así como todos los descubrimientos que realiza junto a Patrick y Sam. Poco a poco, comprobamos los cambios que se suceden, tanto a nivel físico como psicológico, en esta búsqueda por encontrar su lugar dentro del instituto y, todavía más importante, en la vida. 

Resulta muy significativo como Stephen Chbosky consigue reflejar esta evolución a través del lenguaje y la forma de expresarse del protagonista. Al inicio, Charlie se encuentra en una etapa de negación por el suicidio de su amigo y dedica las primeras cartas a describirnos algunos detalles de su vida cotidiana. Su deseo es permanecer al margen, no involucrarse en la vida real y ser invisible ante los ojos de las demás, salvo su familia. Sin embargo, cuando Patrick y Sam irrumpen en ella, todo cambia. Su percepción de la realidad se ve alterada por las experiencias junto a sus dos nuevos amigos, que lo obligan a participar, a ser parte del todo. Es entonces cuando observamos los primeros cambios. La novela empieza a adquirir un tono cada vez más adulto, madurando al mismo tiempo que lo hace Charlie.

 

 

TOP 10 RS

Confirmacion de asistencia Concierto Evan Craft

No te pierdas este concierto y Reserva tu entrada YA!!!!!!

para Reservar tu entrada al concierto de Evan Craft,
Por favor llena los campos requeridos.
Enviando tu reserva, estas aceptando nuestra politica de privacidad.
captcha
Recargar

Escuchar Radio Solidaria en Directo!!!

Escuchar en directo