¡Alerta roja! Un matrimonio en crisis

Escrito por el 6 de julio de 2023

¿Sospechas que algo no va bien con tu relación de pareja? A veces, las alarmas que indican que hay problemas, o que la relación debería haberse roto ya hace tiempo, son evidentes menos para los miembros de la pareja en sí.

1. El problema de la dependencia

Mucho cuidado cuando una persona depende enteramente de la otra (también conocido como limerencia), especialmente si la persona dependiente es joven. Con dependencia me refiero a nivel económico o emocional.

Normalmente me he encontrado con chicas jóvenes (también hay chicos pero no tantos) que no trabajan, no tienen hijos, se quedan en casa todo el día, no tienen ni amigos ni aficiones. Eso es muy poco saludable y es una señora alarma. Siempre acaba en ruptura dolorosa.

Por norma general, reorientar la terapia para que la persona dependiente tenga un amigo, que se una a un grupo, que trabaje… lo que sea que añade valía persona y realización personal más allá de su pareja.

Fuente: milskteaknjellybeak

2. La no-validación

Buenas, yo soy terapeuta familiar, no de parejas, pero en dinámicas familiares veo alertas, ya sea entre pareja, entre padre e hijo, o entre hermanos.

Hay que tener cuidado si alguien nos aplica la no-validación. Eso viene en diferentes formas, desde luz de gas hasta simplemente negar la opinión del otro. 

Muchas veces, hay alguien que quiere ser escuchado a un nivel emocional a través de un tema o evento del que quieren hablar, pero la otra persona se lo toma como un ataque personal a sus ideales.

Seguro que conoces gente que literalmente dirá que no a todo lo que digas solo por el hecho de que lo has dicho tú. Eso es la no-validación.

Fuente: Shozo_Nishi

3. Tengo razón y tú no

Cuidado con la gente que va a terapia con la idea de convencer al terapeuta de que tienen razón y de que su pareja está equivocada.

Fuente: Hyujikol

4. El desprecio

Desprecio. Cuando veo puro desprecio al menos entre un miembro de la pareja, sé que la relación ha acabado. Intento que acabe de la forma más pacífica posible.

Fuente: threeottenbranches

5. Los buenos tiempos terminaron

Buenas, también soy terapeuta de pareja.

Una de las alertas más flagrantes es cuando la pareja ha olvidado todo lo bueno. Parte de una terapia de pareja consiste en que reconecten con aquello que les gustaba del otro, lo que les atrajo inicialmente, los puntos positivos.

Cuando las personas vienen con tanta infelicidad en sus almas que no recuerdan lo que era amar, lo que les gustaba de su pareja, entonces no hay salida.

No tienes que ser feliz para que funcione una terapia, pero si no puedes recordar los buenos tiempos, es que los buenos tiempos han terminado.


Continuar leyendo

[No hay estaciones de radio en la base de datos]