Hazte socio de radio solidaria

La palabra creer aquí es la misma que dice “creer en el Señor Jesucristo y serás salvo”. Si usted cree en Jesús debe tener señales que le sigue. Es el trabajo de todo creyente, Dios ha puesto milagros en nuestras manos. Miles de milagros en sus manos. Aquí no está hablando que es para el apóstol para el profeta o el maestro, sino para todo creyente.

A donde vayamos tenemos que buscar personas que necesiten a Cristo. Tenemos que vivir la vida que predicamos. A Jesús le importaba el perdido. Dejaba las 99 por la 1. No podemos ser ministros profesionales, tenemos que tener pasión por Cristo, estar en fuego, velar. Donde quiera que usted vaya debe buscar una persona que necesite un milagro. Manténgase alerta buscando a alguien que necesite a Jesús.

No avergonzarse del evangelio. Ser valiente. ¿Requiere valentía caminar la vida cristiana y tomar riesgos ir donde un extraño y decirle “Lo siento que no está bien, ¿puedo orar por usted?” ¿Que pierde usted con eso? Lo peor es que digan que no, ¿pero si dicen que sí? ¿Y se sanan? Dios nos da coraje.