Hazte socio de radio solidaria

En la actualidad Dios siempre usa diferentes maneras para hablarnos. Puede ser que no percibamos de una forma audible su voz, pero él usará, diariamente, algún medio para hablarnos a cada uno de nosotros, en cualquier circunstancia que nos encontremos.

Su dulce voz, esa voz que tiene como característica que invade y llena nuestros corazones de gozo, paz y consuelo. Una voz incomparable que refresca diariamente nuestras almas y nos impulsa a seguir adelante en la vida.

Escucha la voz de Dios, en cualquiera de sus formas. A través de la naturaleza, en la voz de un predicador, en el buen consejo de un hermano o amigo, en la dulzura de un canto, Dios siempre te hablará. Tú debes responder: “Habla, Señor, que tu siervo escucha”.