Hazte socio de radio solidaria

Empieza tu día en oración y permanece esperando la respuesta de Dios. Es tu oportunidad de escuchar lo que tiene para decirte, porque Él desea darte dirección para tu jornada diaria.

Reconócelo como el Señor de tu vida y deposita en sus manos todo lo que tengas que hacer hoy: los conflictos por resolver, tus necesidades que necesitan ser suplidas.