Hazte socio de radio solidaria

Tu nacimiento no fue un error o infortunio, tu vida no es una casualidad de la naturaleza. Tus padres no te planificaron; Dios lo hizo. A el no lo sorprendió tu nacimiento. Es mas, lo estaba esperando. Mucho antes que fueras concebido por tus papas fuiste diseñado en la mente de Dios. El pensó en ti primero.

No es a causa del destino, ni de la casualidad, ni de la suerte, ni tampoco es una coincidencia que vivas, ¡Tienes vida porque Dios quiso crearte! (Salmos 138: 8).

Aun mas impresionante es el hecho de que Dios decidió como nacieras y quienes serian tus padres. Dada igual si tus padres eran buenos, malos o indiferentes. El sabia que esas dos personas poseían la hechura genética exacta y necesaria para mandar a hacerte a ti a la medida, y tal como El pensaba

Partiendo de lo antes mencionado, podemos decir que Dios tiene un propósito para tu vida fuiste creador para llevar a cabo una comisión, la cual puedes ir descubriendo día a día, conforme a la relación personal que tengas con Dios.

Dependiendo de la clase de comunión que tengas con Dios así será también la interpretación que le des a las situaciones que se te presentan en tu vida.

Si tu has entendido el propósito de tu vida, podrás tener una vida victoriosa, llena de gozo y paz, puesto que sabrás que DIOS TIENE TODO BAJO CONTROL y eso te permitirá crecer en El y desarrollarte para bendición de los demás y para llevar a cabo el propósito por el cual fuiste llamado.