Hazte socio de radio solidaria

Nosotros ponemos a prueba nuestra empresa de fe. Pero Dios ya ha prometido proveer aquello que estamos buscando. ¿Tienes necesidad de alimento y vestido? Dios promete suplirlos (Mateo 6:25-34). Pide con expectación.

¿Requieres de guía y sabiduría? Dios te dará lo que necesita (Proverbios 3:5-6; Santiago 1:5-7).

Examina las muchas referencias bíblicas a la fe y encontrarás que la mayoría de ellas no son del tipo de «tener fe para obtener lo que queremos», sino que son un aliento a tener fe en Él. La fe cristiana está cimentada en el carácter de Dios, y esto trae gran consuelo.

Por ellos, guardémonos hoy y siempre, en una gran verdad: las promesas hechas por el Señor son infalibles. Como lo dicta la palabra: «No faltó palabra de todas las buenas promesas que Jehová había hecho a la casa de Israel; todo se cumplió» (Josué 21:45)