Hazte socio de radio solidaria

Cuando el Señor hace parte de nuestros días, todo es más bonito, todo es más agradable, todo nos satisface. Si tenemos mucho, alabamos al Señor por Sus dádivas. Si tenemos poco, glorificamos al Señor por Su misericordia y por cuidar de nosotros . La dicha no consiste en las cosas que Dios nos da y sí en Su presencia con nosotros, trayendo refrigerio y gozo a nuestra vida espiritual.

Estamos siempre felices porque creemos que Él cuidará de nosotros y suplirá nuestras necesidades. Estamos felices porque Él nos mostrará el ángulo bello de todas las cosas.

Estamos felices porque sabemos que el Señor de los señores nos ama y está siempre a nuestro lado. Estamos felices porque no dependemos de cosas materiales para sonreír y cantar. Estamos felices porque somos más que vencedores y nuestro nombre está escrito en el Libro de la vida de Dios.

¿Depende usted de prosperidad material para ser feliz o es feliz porque tiene al Señor en su corazón?