Hazte socio de radio solidaria

El creador del bastón inteligente que guía a los ciegos.

La idea de un bastón inteligente para invidentes le surgió de casualidad. En 2017, el turco Kürsat Ceylan, ciego desde la cuna, había acudido a Nueva York a una conferencia y buscaba su hotel. Con una mano sujetaba su bastón. Con la otra sostenía el móvil —en el que Google Maps le iba dictando la ruta— y tiraba de su maleta. El malabarismo le llevó a darse un cabezazo contra una señal. Si el mito dice que Newton descubrió la ley de la gravedad porque le cayó una manzana en la cabeza, diríamos que un poste inoportuno llevó a Ceylan a concebir su original invento.

Pues para prevenir esta clase de accidentes ha desarrollado el bastón WeWalk, con un sensor que advierte de los obstáculos y se conecta a una aplicación del móvil para guiar a su usuario. También indica, por altavoz o auriculares, las paradas de transporte cercanas y el horario de buses. La creación ha sido seleccionada por la revista Time como una de las 100 mejores invenciones de 2019.

“En un momento en el que la tecnología se desarrolla muy rápidamente, en el que tenemos coches sin conductor e incluso hablamos de coches voladores, los ciegos seguimos aferrados a un simple palo”, dice en su oficina en un edificio de start-ups de Estambul, ciudad que es en sí misma una carrera de obstáculos.

Las aceras inexistentes o impracticables por los agujeros, baches y escalones en los lugares menos pensados; la masificación; el tráfico infernal; los conductores que no siguen las normas de circulación; distancias interminables… “Aunque en descargo de Estambul”, matiza, “hay que decir que no he visitado una ciudad perfecta para los discapacitados en los 15 países que he conocido.

La concienciación social sobre este tema es muy reciente. Pero cada día soy testigo de cómo las ciudades se diseñan con más atención, y Estambul ha mejorado mucho”.