Hazte socio de radio solidaria

Una nueva empresa estadounidense, financiada por multimillonarios como Jeff Bezos y Yuri Milner, está reclutando a algunos de los principales expertos internacionales en rejuvenecimiento con el objetivo de impulsar tecnologías para vivir más años con salud, según ha revelado la revista MIT Technology Review.

La compañía, denominada Altos Labs, ya ha fichado a dos prestigiosos científicos españoles, Manuel Serrano y Juan Carlos Izpisua, según detalla la publicación estadounidense, que menciona salarios de más de un millón de dólares (unos 840.000 euros) al año.

Serrano, todavía del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, ha explicado a la revista que le ofrecen un gran presupuesto, autonomía y un sueldo entre 5 y 10 veces superior al que tiene ahora. “El objetivo es entender el rejuvenecimiento”, ha reconocido. “Gracias a una empresa privada tenemos libertad para ser audaces y explorar.

En este aspecto, el que rejuvenecerá seré yo”, ha bromeado el investigador, que se mudaría a Cambridge (Reino Unido). Consultado por EL PAÍS, Serrano afirma que no quiere hacer más declaraciones. Izpisua, del Instituto Salk de Estados Unidos, no ha respondido por el momento a una petición de información enviada este lunes. Según su asistente, “está fuera de la ciudad, con acceso muy limitado al correo electrónico”.

El investigador Manuel Serrano reflexionó sobre el rejuvenecimiento en una entrevista con este periódico en 2017. “El cambio más importante que ha habido en este campo es empezar a considerar el envejecimiento como una enfermedad, como algo que se puede manipular. En ratones se ha revertido, se ha conseguido que vivan más, incluso hacer que un ratón viejo vuelva a ser joven. Esto hace 10 años era ciencia ficción”, explicó Serrano. “Me imagino que si se puede hacer en un ratón se podrá hacer en humanos. Será más difícil, pero creo que habrá terapias antienvejecimiento en un futuro relativamente próximo, en 10, 20 o 30 años. Dudo que eso nos haga inmortales, pero vamos en esa dirección”.

Altos Labs planea establecer varios centros de investigación en Estados Unidos, Reino Unido y Japón, según MIT Technology Review. El japonés Shinya Yamanaka, que ganó el Nobel de Medicina en 2012 por una técnica para rebobinar células adultas hasta el estado de las células de un embrión, sí ha confirmado que será el presidente del consejo científico asesor de la empresa, un puesto sin remuneración. El biólogo alemán Wolf Reik, que dimitió en julio como director del Instituto Babraham de Cambridge (Reino Unido), es otro de los fichajes de Altos Labs, según la revista estadounidense. Reik también ha declinado hacer comentarios a este diario.

Jeff Bezos, fundador de Amazon, es la persona más rica del planeta, con una fortuna de más de 200.000 millones de dólares, según la clasificación de la revista Forbes. Tiene 57 años. Yuri Milner, un físico rusoisraelí que se hizo multimillonario con su participación en Facebook y Twitter, está en el puesto 589 de la lista de Forbes, con 4.800 millones dólares. Tiene 59 años.

Ambos invierten habitualmente en proyectos científicos. Bezos posee su propia empresa de transporte aeroespacial, Blue Origin, con la que viajó al espacio el 20 de julio en un vuelo de apenas 10 minutos. Milner anunció en 2015, junto al físico británico Stephen Hawking, que destinaría 100 millones de dólares a la búsqueda de vida inteligente extraterrestre.

La revista MIT Technology Review sitúa el germen de Altos Labs en una reunión de científicos el pasado octubre en la mansión de Yuri Milner en Los Altos Hills, en California. Algunos de los investigadores ahora fichados expusieron allí tecnologías con potencial para rejuvenecer a los seres humanos, como la reprogramación de células de Yamanaka.

El equipo de Manuel Serrano aplicó en 2013 esta técnica a ratones vivos, observando una reprogramación celular generalizada que, sin embargo, desencadenaba la formación de tumores. En 2016, Juan Carlos Izpisua empleó esta técnica de manera incompleta en ratones con progeria, una enfermedad que provoca envejecimiento prematuro. Los roedores vivieron un 30% más y el investigador español proclamó que “el envejecimiento podría revertirse”.

De aquella reunión en la mansión de Los Altos Hills salieron tres ayudas de un millón de dólares cada una, a través de la Fundación de Investigación Vía Láctea, patrocinada por Milner. Y, ya en 2021, nació Altos Labs, bajo la dirección de Richard Klausner, exdirector del Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos, siempre según la información de la revista MIT Technology Review. Altos Labs se está gestando con el mayor secretismo.

Este diario ha intentado sin éxito obtener la versión de Klausner y de otros científicos presuntamente fichados por la empresa, como el genetista Steve Horvath, de la Universidad de California en Los Ángeles. Yamanaka ha declinado hacer declaraciones, a través de un portavoz de la Universidad de Kioto, donde dirige un centro dedicado a la reprogramación celular. Otro de los investigadores supuestamente ya reclutados, el bioquímico Peter Walter, de la Universidad de California en San Francisco, sí ha respondido con un escueto mensaje: “No tengo novedades que compartir en este momento”.