Hazte socio de radio solidaria

Los límites de la vida humana cada vez son más amplios. En las últimas décadas, la esperanza de vida humana se ha ido incrementando de forma notable. Esta tendencia tiene como uno de sus ejemplos más claros a Natabay Tinsiew, un hombre que acaba de morir en Eritrea a la edad de 127 años.

"Paciencia, generosidad y una vida feliz" fueron el secreto de su longevidad extrema, según declararon miembros de su familia a la BBC. Su certificado de nacimiento señala que nació en 1894 y que, por tanto, ha vivido en tres siglos. Nació en el XIX, vivió todo el siglo XX y ha fallecido ya entrado el XXI.

De confirmarse la fecha de nacimiento, se convertiría en el hombre que más años ha vivido en la historia de la Humanidad. Natabay Tinsiew, pastor de vacas y ovejas, murió en su remota aldea de Azefa esta semana. Su familia ha solicitado que quede registrado en los Records Mundiales Guinness como la persona más anciana que jamás haya vivido. El nieto del fallecido ha contactado con los responsables de los Records Guinness y ha asegurado que ha presentado pruebas oficiales y concluyentes sobre la veracidad de su fecha de nacimiento.

Su familia afirma que en el registro de la iglesia aparece en su certificado la fecha de 1894 como el año de su bautismo. Pero sin embargo creen que en realidad fue bautizado a los diez años, cuando el primer sacerdote llegó a su remota aldea en Eritrea.

Polémica clásica

Actualmente, hay discrepancias acerca de cual era hasta ahora la persona que más años ha vivido. Algunas fuentes señalan a una mujer francesa llamada Jeanne Calment, que murió en 1997 a la edad de 122 años. En cambio, el Libro Guiness de los Records nombra a Jiroemon Kimura, de Japón, quien murió a los 116 años en 2013.

Según esta misma fuente, un español es el hombre vivo de mayor edad en todo el planeta, Saturnino de la Fuente García. Le faltan alrededor de cinco mese para cumplir 113 años. El libro de los récords certificó el mes pasado que De la Fuente era la persona viva de genero masculino más longeva.

La pregunta del millón ahora es ¿podemos vivir indefinidamente? No. El cuerpo humano tiene límites. Sucesivas investigaciones desarrolladas por científicos han ido elevando la edad máxima que podemos alcanzar. En 2016, un grupo de investigadores de la Escuela de Medicina Albert Einstein de Nueva York determinaron que el límite eran los 125 años aunque añadieron que era un caso excepcional.

Posteriormente, un grupo de investigadores de Singapur ha dado a conocer una nueva cifra que eleva significativamente el límite de la vida humana. La nueva cifra es de 150 años. La clave de esta investigación, que se ha publicado en la revista científica Nature Communications, es el desarrollo de una app para iPhone, denominada GeroSense, que permite analizar el envejecimiento biológico. Los cálculos realizados por esta aplicación, que se basa en el análisis de la sangre y de la actividad física de ciudadanos del Reino Unido y Estados Unidos, son los que han permitido hacer esta nueva estimación.