Hazte socio de radio solidaria

Casi una década atrás surgió la idea de Ocean Cleanup, un proyecto para limpiar los océanos a gran escala. La visión detrás de esta idea era usar enormes redes que recogiesen los plásticos de diferentes áreas del mundo. System 002 es la nueva red de plásticos de la iniciativa Ocean Cleanup, y es mucho más grande y eficiente que la anterior.

La primera vez que vimos a la estructura de Ocean Cleanup en acción fue en septiembre de 2018. En ese momento salieron de San Francisco en busca de plásticos que recolectar del Océano Pacífico.

No salió tan bien como pensaban. Los ecologistas y biólogos marinos alertaron de que estaban barriendo no sólo plásticos, sino también la vida del océano. El sistema, en un intento de hacer una buena acción, estaba acabando con la vida de aquellos animales que quería salvar.

Dos años más tarde, durante el 2020, la compañía cambió ligeramente el enfoque. Pasaron de barrer océanos a filtrar agua en los ríos. Con la idea de recoger los plásticos antes de que lleguen al océano, pusieron filtros en las desembocaduras de algunos de los ríos más contaminados del planeta.

Durante todo este tiempo la organización Ocean Cleanup ha estado trabajando en un sistema mejorado para limpiar los océanos. Es así como han acabado desarrollando System 002, su nueva estructura para barrer océanos que han apodado Jenny. Jenny es más grande que la red inicial y además captura los plásticos de manera más eficiente en comparación con las pruebas anteriores de la compañía.

La nueva estructura tiene un funcionamiento proactivo, es decir, cuenta con embarcaciones tripuladas que permiten impulsarla y moverla para recoger más plásticos. Previamente dependieron de las corrientes marinas o el viento por ejemplo.

Durante las últimas semanas Ocean Cleanup ha llevado el System 002 a la isla de residuos plásticos del Océano Pacífico. Esperan recoger aquí una gran cantidad de plásticos con la red de 800 metros de largo. La red actualmente tiene una forma de U para canalizar los plásticos, que acaban en una especie de contenedor flotante a medida que desde las puntas de la U dos embarcaciones mueven toda la estructura.

Durante un periodo de algo más de un año Ocean Cleanup espera realizar alrededor de setenta de pruebas con el nuevo sistema. El objetivo es ver lo efectivo que es y cómo mejorarlo para hacer una versión comercialmente viable. ¿El objetivo más a largo plazo? Quieren limpiar el 90% de los residuos plásticos de los océanos para 2040.