Hazte socio de radio solidaria

Consería familiar es un programa presentado por Carlos Matos, Doris Uvan, Adolfo Mazariegos y Estibaliz Andino. Más allá de la evidente decepción que sientes cuando te han lastimado el corazón, esta aflicción tiene consecuencias importantes en tu organismo, incluso estudios afirman que duelen igual que cuando te quemas.

Cuando se tiene un corazón destrozado por un divorcio, desamor, una ruptura o un rechazo provoca desequilibrio en los centros de dolor del cerebro, como una herida física real, asegura un estudio de la Universidad de California, Estados Unidos.

Las mujeres tienen mayor predisposición orgánica y genética de sufrir trastornos de ánimo, por ello, tienen más disposición a resentir físicamente los efectos de un corazón herido.

Hay estudios que afirman que hay una relación de la mente con el cuerpo, las cuales se conectan a través de las emociones, por eso cuando surge un dolor por la pérdida de un amor, ciertas funciones del cerebro se alteran y el cuerpo reacciona.

“El rechazo provoca una respuesta en la corteza somatosensorial secundaria y la ínsula dorsal posterior que son partes del cerebro vinculadas a dolor físicamente perceptible”, explica Ethan Kross, investigador del Institute for Social Research University of Michigan.

Un estudio encabezado por Kross concluye que las redes cerebrales que se activan cuando te quemas son exactamente las mismas cuando sufres un rechazo amoroso.