Varias palabras en este Versículo contrastan con otras palabras. ‘Sabio’ contrasta con ‘tonto’. ‘Padre’ contrasta con ‘madre’. ‘Alegría’ contrasta con ‘dolor’.

No importa si eres joven o viejo. No importa si eres hombre o mujer. Importa si eres sabio o tonto. Si eres sabio, entonces respetas a Dios. ¡Respeta a Dios! Esta es la primera lección de sabiduría. ¡Conoce a Dios! Esto es inteligencia. (Proverbios 9:10) Tu sabiduría ayudará a otras personas. Por ejemplo, este versículo dice que la sabiduría traerá alegría a un padre.

Si eres tonto, entonces vives para tu propio placer. Si haces esto, entonces rechazas la sabiduría de Dios. Otras personas sufrirán porque eres un tonto. Por ejemplo, este versículo dice que un tonto le causará dolor a su madre.