Comunicarse a distancia

Escrito por el 19 de junio de 2024

En noviembre pasado, la Voyager 1 dejó de enviar datos y telemetría a la Tierra debido a un fallo en uno de sus chips de memoria. Durante meses, el equipo de la misión no podía determinar la causa exacta del problema, ya que solo recibían datos erróneos. Finalmente, en abril, los esfuerzos del equipo dieron sus frutos y descubrieron que el fallo estaba en uno de los chips de memoria del FDS, el ordenador encargado de preparar la telemetría y los datos de los instrumentos científicos para su envío a la Tierra.

Una primera actualización de software a finales de abril permitió que la Voyager 1 reanudara el envío de telemetría. En mayo, una segunda actualización permitió recibir datos del Subsistema de Plasma y del magnetómetro. La actualización más reciente, ejecutada esta semana, reactivó el medidor de partículas de baja energía y el de rayos cósmicos. Estas actualizaciones fueron realizadas a una impresionante distancia de 24.000 millones de kilómetros de la Tierra.

La noticia es extremadamente positiva, no solo porque la Voyager 1, con más de 50 años de servicio, sigue operativa, sino también porque proporciona valiosos datos del espacio interestelar, una región explorada únicamente por las sondas Voyager 1 y Voyager 2. Esta continuidad en la transmisión de datos permite a los científicos seguir estudiando el espacio más allá de nuestro sistema solar, un área de investigación crucial para nuestra comprensión del universo.

Ed Stone, quien fue el científico jefe del proyecto durante cinco décadas, falleció recientemente y no pudo ver la reactivación de la Voyager 1. Sin embargo, el renacimiento de la sonda es un tributo significativo a su carrera y a su dedicación al proyecto.

Stone desempeñó un papel fundamental en la planificación y ejecución de las misiones Voyager, y su legado perdura en cada dato que estas sondas envían de vuelta a la Tierra.

La capacidad de la Voyager 1 para seguir operativa a pesar de su edad y de las enormes distancias involucradas es un testimonio del ingenio y la resiliencia del equipo de la misión.

La sonda ha sobrevivido a múltiples desafíos técnicos y sigue siendo una fuente de datos sin precedentes sobre el espacio interestelar.

Para aquellos interesados en seguir las actualizaciones de las misiones Voyager, las sondas tienen presencia en Twitter a través de las cuentas @NASAVoyager y @NSFVoyager2. Estas cuentas ofrecen información continua sobre los avances y descubrimientos realizados por las Voyager, manteniendo a la comunidad científica y al público general informados sobre estos pioneros de la exploración espacial.


Canción actual

Título

Artista