Dios no está de acuerdo

Escrito por el 29 de septiembre de 2022

El Consejo Nacional Electoral de Cuba confirmó la mañana del lunes que el nuevo Código de las Familias – sometido a un referéndum popular – quedó aprobado con el voto válido por el «Sí» de casi 4 millones de personas, lo cual representa el 66 por ciento de las boletas depositadas.

El nuevo código legaliza, entre otros asuntos, el matrimonio entre homosexuales y la adopción por parejas del mismo género.

El presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, celebró los resultados. La Presidencia de Cuba colocó en su cuenta de Twitter un cartel donde dice que «El amor ya es ley», en relación con la aprobación de la norma.

La iniciativa define el matrimonio como la unión voluntariamente concertada de “dos personas” y no “entre un hombre y una mujer”, como establece la norma vigente de 1975, lo que abre las puertas a la unión entre personas del mismo sexo, un tema controversial en un país donde en los primeros años de la Revolución los homosexuales fueron frecuentemente detenidos y enviados a campos de trabajo para su “rehabilitación”.

El “No” de la iglesias evangélicas

Hace un par de días, líderes de 20 denominaciones evangélicas cubanas hicieron oficial una declaración en la que reafirmaron su posición contraria. Ellos consideran que, dentro la reforma a la Constitución del régimen cubano, esta es una propuesta «totalmente incompatible» con el «pensamiento de los padres de nuestra patria».

En un documento, compartido en redes sociales por algunas de las iglesias que lo firmaron, se considera a la familia, «según enseña la Palabra de Dios» como «una institución divina a través del matrimonio como la unión exclusiva entre un hombre y una mujer».

La Iglesia Metodista cubana organizó además una cadena de oración ante el referendo del polémico Código de las Familias. Esta cadena de oración, fue coordinada junto a diferentes líderes evangélicos para que los días previos a la votación el pueblo cristiano de la isla estuviera orando por la nación.


Continuar leyendo

[No hay estaciones de radio en la base de datos]