Emergencia demográfica

Escrito por el 16 de junio de 2022

España perdió a 113.023 personas en 2021. En un año que volvió a marcar un mínimo histórico de nacimientos en los últimos 80 años, el número de muertes bajó respecto al año anterior, cuando la pandemia disparó la mortalidad un 17,7%. Con todo, los fallecimientos siguen siendo más altos que los nacimientos: en 2021 murieron 450.687 personas y nacieron 336.811, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). 

Según publica este miércoles el INE en su indicador demográfico de Movimiento Natural de la Población, el número de defunciones disminuyó un 8,7% en 2021, lo que, además, provocó que la esperanza de vida aumentara hasta los 83,06 años. No obstante, los coletazos de la crisis sanitaria siguen notándose en una cifra de muertos anuales que se posiciona como la segunda más alta desde la posguerra. 

Los mayores incrementos respecto a 2020 se dieron en la ciudad autónoma de Ceuta (5,1%), Canarias (4,2%) e Islas Baleares (3,1%). Por el contrario, los mayores descensos se registraron en Comunidad de Madrid (–25,2%), Castilla la Mancha (–21,0%) y Castilla y León (–19,1%).

Se redujo también un 1,3% el número de nacimientos en España, que fue de 336.811 en 2021; lo que supone que nacieron 4.504 personas menos que en el año anterior.Continúa así la tendencia a la baja de la natalidad que se lleva manteniendo durante la última década (a excepción de 2014) y que se consolida con un descenso del 28,6% desde 2011. Los meses en los que la bajada de nacimientos fue más acusada fueron enero y febrero, lo que, según el INE, “refleja la disminución de embarazos producidos durante el confinamiento” de 2020.

Cabe destacar, además, que la edad en la que las mujeres españolas son madres es cada vez mayor y se situó en los 32,6 años (tres décimas más que en 2020). Pero donde se ha experimentado el mayor cambio es en la proporción madres con 40 años, que se ha duplicado en apenas 10 años: si en 2011, el 5,5% de los nacimientos fueron de madres con 40 años o más, en 2021 ese porcentaje se elevó hasta el 10,7%. Es decir, una de cada diez madres en España tiene 40 o más años. 

En cuanto al crecimiento vegetativo (la diferencia entre nacimientos y muertes) fue de 113.023 personas. El dato es algo menor al de 2020 (151.812), pero aun así todavía está lejos de alcanzar niveles prepandémicos (57.355 en 2019), lo que asienta una tendencia de pérdida de población iniciada en 2015.

Por comunidades autónomas, el crecimiento fue negativo en todas, excepto en la Comunidad de Madrid (1.424), Región de Murcia (1.260) e Islas Baleares (688). Los saldos más negativos se dieron en Galicia (–18.057), Castilla y León (–16.211) y Comunidad Valenciana (–14.10

2021 fue también un año de recuperación de matrimonios, tras un año en el que las festividades y las reuniones multitudinarias estuvieron restringidas por el coronavirus. Concretamente, se registraron 147.823 nuevos matrimonios, lo que supone un 63% más que en 2020, el año con menos bodas de toda la serie histórica del INE, aunque sigue sin superar el número de enlaces que se produjeron en 2019. Más de ocho de cada diez se celebraron por lo civil, y el 16,7% fueron religiosos, experimentando estos últimos un aumento bastante considerable respecto al año anterior (del 155%).

Tras experimentarse el año pasado un ligero aumento de la edad media en la que los españoles toman la decisión de casarse, en los datos provisionales de este miércoles se aprecia una reducción de la edad media: en los hombres se redujo nueve décimas, hasta los 39,5 años, y en las mujeres siete, hasta los 36,7 años. 


Continuar leyendo

Canción actual

Título

Artista