Hazte socio de radio solidaria

Laboratorio de pensamiento es un programa presentado y dirigido por Carlos Fumero. La gente más feliz no necesariamente tiene lo mejor de todo. Ellos hacen lo mejor de las cosas. No que hable porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

¿Cuántas veces has deseado tener algo diferente a lo que Dios te ha dado? ¿Cuántas veces has deseado tener otro empleo, otra familia, u otra iglesia?

La humanidad no vive contenta con lo que ha recibido de parte de Dios. Entiendo que hay situaciones donde las cosas comienzan a marchar de forma diferente, y por lo tanto, eso te hace pensar en desear algo diferente a lo que tienes.

Si lo que hoy tienes, empleo, familia, iglesia, amistades, te lo ha dado el Señor recuerda que ese mismo Señor ve las cosas y si lo que está pasando no está en su voluntad él te moverá a un lugar mejor.

El secreto es hablarle y pedirle. Muchos no saben hablarle o pedirle al Señor. Muchos prefieren buscar algo diferente sin la guianza de Dios, y luego comienzan a extrañar las cosas que tenían.

El deseo del Señor es vernos siempre contentos, en gozo, en paz, y en felicidad. ¿Por qué entonces desesperarnos por tener algo diferente? Dale la oportunidad al Señor para que mueva las cosas a tu favor. Confía en él y él hará (Salmo 37:5). Espera en el Señor, él no es ciego, él siempre tiene un plan para los suyos. Tu trabajo es confiar, no desalmarte, no seguir caminando, y mucho menos correr, sino esperar a ver cuál es el plan de Dios para tu vida. Pero tienes que creer.

El Señor se encarga de los suyos, pero tu tienes que saber pedirle. No puedes estar pidiéndole por un lado y maldiciendo lo que tienes por otro lado. Sé agradecido por las cosas que el Señor te ha dado. No vivas como un pesimista pensando que no tienes nada bueno y que necesitas algo mejor, porque de acuerdo a tu fidelidad con Dios, así mismo Dios tendrá misericordia de ti.

Serle fiel a Dios y él lo será contigo y cumplirá las peticiones de tu corazón.