Hazte socio de radio solidaria

Laboratorio de pensamiento es un programa presentado y dirigido por Carlos Fumero. En otro pasaje, Jesús nos enseña que quien quiera seguirlo debe tomar su cruz, negarse a sí mismo y seguirlo.

Considero que negarnos a nosotros mismos quiere decir dejar de pensar en nosotros, dejar de ser egoístas, dejar de pensar que el mundo gira a nuestro alrededor. Este es el camino difícil del que habla nuestro Señor en este pasaje.

Sin duda es mucho más fácil y cómodo pensar en nosotros que en los demás. Prueba de ello es una sociedad egoísta, que rara vez dirige su mirada hacia el necesitado salvo por momentos donde es rentable tener una imagen positiva.

Cristo está necesitando personas valientes que decidan de corazón dejar de pensar en sí mismos y dedicar su mayor esfuerzo por ayudar al prójimo.

Otro punto relevante por el cual el evangelio de Jesús es difícil, reside en la dificultad intrínseca que conlleva ser cristiano. Desde los orígenes de la iglesia, los creyentes han recibido persecución por su fe, debido a que constituye una contracultura fuerte que no todos están dispuestos a aceptar.

En la actualidad, hay mayor libertad física para llevar la Palabra de Dios; Sin embargo, los cristianos de este tiempo nos enfrentamos con otros tipos de persecución: La persecución filosófica, la persecución psicológica, la persecución moral, la persecución doctrinal.

No podemos cometer el error de pensar que en este tiempo ya no somos perseguidos por nuestra fe. En las universidades, en el mundo, en la cultura popular, en la política, en todos los ámbitos de la sociedad encontramos resistencia por los valores que enseñamos.

Vivimos en una sociedad que practica el libertinaje, que llama a lo malo bueno, que se escuda en una falsa sensación de moralidad para aceptar todo tipo de actitudes egoístas y contrarias a la voluntad de Dios. En una sociedad así, somos llamados a ser luz y a resistir la persecución que tendremos.