Hazte socio de radio solidaria

Si al mundo la faltaba algo, parece que se ha completado esa necesidad, con un nuevo personaje simbólico, que en esta caso aboga por la defensa de la tierra, cuestionando lo que se hace o se deja de hacer con el cambio climático. Si al mundo la faltaba algo, parece que se ha completado esa necesidad, con un nuevo personaje simbólico, que en esta caso aboga por la defensa de la tierra, cuestionando lo que se hace o se deja de hacer con el cambio climático.

A nadie se le escapa lo importante que resulta que haya quienes se comprometan públicamente con este tema de tanta relevancia para hoy y para el futuro. Seguramente las nuevas generaciones nos reclamarán por todo lo que dejamos de hacer y por todo aquello que habiendo podido realizar, se olvidó en el pantanoso recuerdo de las palabras.

Pero lo que resulta sorprendente es que se haya convertido en un personaje a una joven, que tiene las mismas preocupaciones que millones de personas en todo el mundo.

Un personaje, tal vez lo que hace es relegar a lo anecdótico, lo que debe ser el primer plano del protagonismo, que no es otra cosa que defender el planeta. Recordando siempre que tenemos el Mandato de ser sus Mayordomos. Individual y colectivamente...sin personajes simbólicos.