Hazte socio de radio solidaria

Lávame por completo de mi maldad, y límpiame de mi pecado. (Salmos 51:2)

Si confesamos nuestros pecados, El es fiel y justo para perdonarnos los pecados y para limpiarnos de toda maldad.

Espacio del devocional de amigos con la participación de William Muñoz.