Hazte socio de radio solidaria

No es una guerra de naciones. No es una guerra contra las personas. No es una guerra racial. No es una guerra de pandillas ni de barras bravas. No es una guerra contra tus padres o hermanos. Ni contra tus amigos, ni contra otros cristianos. No es una guerra contra tus profesores del colegio. Nuestra guerra, es una guerra de reinos. El reino de Dios contra el reino de Satanás.

Abre tus ojos. Nuestra guerra es contra el pecado, contra las malas influencias de este mundo, contra los demonios. Contra todo lo que tenga que ver con el ocultismo y la idolatría. Es una guerra contra las mentiras y las ideologías que atan tu mente y esclavizan tu vida.

Muchas veces Satanás utiliza a las personas (sean o no cristianas) en nuestra contra, para agredirnos, provocarnos, tentarnos o molestarnos. Pero entiende contra quién estás peleando. Tu guerra es contra el maligno. Satanás te odia y cada día busca tu destrucción. No pierdas el tiempo enojándote con las personas o buscando venganzas. Reconoce a tu verdadero enemigo.

Ora contra Satanás en el nombre de Jesús. Reprende en el nombre de Jesús a sus sucios demonios. Rechaza en el poder del nombre de Jesús todo pensamiento mentiroso, fatalista, de muerte, de fracaso y de enfermedad que quiera controlar tu vida. ¡Gana esta guerra! El Todopoderoso está contigo.

Espacio del devocional de amigos con la participación de Adolfo Mazariegos