Hazte socio de radio solidaria

¿Te quejas porque alguien te ha decepcionado? ¿Llevas un registro de los regalos que das, las llamadas que haces o las veces que te llevas la peor parte? ¿Estás molesto porque sientes que das más de lo que recibes?

Jesús experimentó todas esas cosas, y muchas más. Sus amigos íntimos lo abandonaron. Aquéllos a los que llamó y en quienes confiaba, resultaron ser inmaduros y poco fiables. Eran alumnos lentos y normalmente tenían que aprender a las duras.

Uno de ellos dudó de Él, otro lo negó, y otro hasta lo traicionó. A pesar de todo, les perdonó y los amó: Como había amado a los suyos los amó hasta el fin (Juan 13:1).

Jesús amó a sus amigos, no porque fueran dignos de su amor, sino porque su amor les hizo dignos. ¡Eso es lo que hace el amor!

Espacio del devocional de amigos con la participación de William Muñoz.