Hazte socio de radio solidaria

Mediante una estrategia cuidadosa y un engaño astuto, Satanás intenta librar una guerra en contra tuya y mantenerte en una actitud de derrota. Pero Dios te ha dado armas espirituales para usar contra él. Aquí están las tres principales armas espirituales que puedes usar para luchar contra el enemigo:

1) La Palabra de Dios: Recíbela a través de la predicación, la enseñanza, la lectura y el estudio personal de la Biblia. Continúa en la Palabra hasta que se convierta en revelación dada por inspiración del Espíritu Santo.

2) Alabanza: Esto derrota al diablo más rápido y de manera más eficiente que cualquier otro plan de batalla, pero debe ser una genuina alabanza que salga del corazón, no solo de labios para afuera o como ritual religioso.

3) Oración: La oración es una relación con Dios, comunicándote con Él, pidiéndole ayuda o hablando con Él sobre lo que sea que esté en tu corazón. También incluye estar tranquilo en la presencia de Dios, escucharlo hablarte a tu corazón. Para tener una vida de oración efectiva, debemos desarrollar una relación íntima y personal con el Padre. Reconoce que Él te ama y que quiere ayudarte.

Hay una guerra en curso, pero Dios está luchando de tu lado y te ha dado las armas que necesitas. ¡Úselas para echar a Satanás corriendo!

Espacio del devocional de amigos con la participación de Dorys Uvan.