Hazte socio de radio solidaria

¿Cómo podemos conversar con Jesús? Lo mejor es recogernos en silencio, cerrar los ojos y percibir poco a poco, con calma, que Jesús está vivo en lo más profundo de nosotros. Cuando los primeros cristianos hablan del Resucitado, lo encuentran lleno de vida en su interior. Así dice Pablo de Tarso: «Ya no vivo yo, sino que es Cristo quien está viviendo en mí» (Gálatas 2,20).

Sin moverte, sin necesidad de ir a una iglesia, en tu misma habitación estás con Jesús. Él es lo mejor que tienes, lo más querido, tu mejor amigo, el que te acompaña siempre. Nada ni nadie te puede separar de él. Ya no volverás a pensar que Jesús es un personaje del pasado. Está vivo. Está dentro de ti.

Devocional presentado por Diego Martín.